martes, 14 de diciembre de 2010

Alfonso y Zavala

Las primeras guitarras del folklore

Creo que hace más de veinticinco años que estoy esperando este homenaje a Alfonso y Zabala, estos queridos hijos dilectos de Mercedes (San Luis). Como me consta que hay muchos esperándolo desde hace más tiempo. Desde que con su inmenso talento musical, sus sonrisas permanentes, su autenticidad irrebatible y su amor por su tierra querida, llegaron a Buenos Aires y le pusieron serenidad de Tonada y alegría de Cueca a las calles porteñas, siempre imponentes y apresuradas.
Creo que espero este homenaje a estos músicos excepcionales, desde que los veía formar la verdadera plataforma, la indiscutible base del Folklore con Hilario Cuadros…, que se fue tan solo…, con Buenaventura Luna, que lo siguió en la soledad…, con Sergio Villar, con Acosta Villafañe, con tantos valores inmensos que no tuvieron la dicha de contar con los rotundos medios impactantes de difusión o "promoción" (como se dice hoy) de los folkloristas de la actualidad. Creo que espero este homenaje a estos artistas genuinos y sensibles hasta la más alta cuerda de sus almas nobles y criollas, desde que hace largos años, los sentía acompañarme por la Patria linda, por la América joven y romántica, por Europa, vieja y majestuosa, respaldando mis actuaciones con eficacia total, adaptándose a todos los ritmos, cuando era necesario, pero fundamentalmente llenando el aire de melodías argentinas, que ellos embellecían con la magia de sus manos, aunque no pudieran dominar de igual modo las lágrimas traicioneras, cuando hacían brotar una zamba en las Cibeles de Madrid o una tonada en Les Champs Elycées…
He estado con ellos, y ellos conmigo, en radio, en teatro, en televisión, inalterablemente artistas plenos, amigos cabales, folkloristas de alto sentir… Nunca habían tenido ocasión de realizar este sueño, su primer Larga Duración… Misterios de este país asombroso pero querido, desmemoriado a veces pero jamás ingrato… y siempre Argentino… Y llegó "EL DISCO" ¡¡Bienvenido, por Dios! Lo siento un poco hijo mío, hijo de aquellas largas vigilias en que deseábamos tanto decirle a mucha gente, gritarle al país en pleno restallar folklórico: “Señores, no olviden a Cuyo”. Y aquí está Cuyo, porque aquí están Alfonso y Zabala hablándole desde el hechizo de la madera armoniosa.
A ellos el mejor éxito. A la empresa que posibilitó este logro, mi más cálida enhorabuena.

Juan Carlos Mareco (Pinocho)

****************************

Desde la Calle Angosta


Las primeras guitarras del folklore
Diapasón AC-45

01. Ramillete nativo - Popurri.
02. De la prima a la bordona - Gato (Alfonso y Zabala).
03. Tu altiva pena - Zamba (José Zabala - Juan C. Mareco).
04. La Tilquichera - Chacarera (José Zabala).
05. Roberto - Vals (José Zabala).
06. Entre tonada y tonada - Popurri (Alberto Rodríguez).
07. Entre Mercedes y San Luis - Cueca (Alfredo Alfonso).
08. Tu diagnóstico - Vals (José Betinotti).
09. Fortín Puntano - Gato (Alfredo Alfonso).
10. Canto a la Abuela - Zamba (Alfredo Alfonso).
11. Santiago del Estero - Vals (Andrés Chazarreta).
12. El Carmelitano - Gato (Alfredo Alfonso).

Descarga: Click aquí.

*Aporte de Ernesto Roqué



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada