martes, 7 de diciembre de 2010

Homenaje a Don Hilario Cuadros

"TROVADOR MAYOR DE CUYO"

El 8 de diciembre de 1956, a los 54 años de edad, desaparecía quien fuera la máxima expresión de la cuyanía: Don Hilario Cuadros.

Al cumplirse hoy 54 años de su partida, un grupo de admiradores de su obra, aunamos esfuerzos para realizar este modesto homenaje.

****************

HILARIO CUADROS – Biografía

LOS TROVADORES DE CUYO – Trayectoria
Por Norma Sosa

Hilario Cuadros nació el 23 de diciembre de 1902, en Guaymallén, Pcia. de Mendoza, y falleció el 8 de diciembre de 1956 en Buenos Aires. Sus padres fueron Don Anselmo Cuadros y Doña Carlota Romero (mucho más adelante, se instituyó la fecha de su nacimiento como el Día de la Tonada). Se casó con Doña Yolanda Carretero y tuvo dos hijas: Marta y Magdalena.
Su padre era chileno, cantor, y fue Ministro Plenipotenciario de Chile en Argentina. Era propietario de "La barraca de Don Anselmo", ubicada en la Calle Larga, donde se vendían velas, cueros y jabones, una industria muy desarrollada en la época. Su madre cantaba a dúo con su hermana Magdalena, el repertorio tradicional.
Sus abuelos también eran cantores. En ese marco familiar él formó su primer dúo cuyano con su hermano Juan Guillermo. En esa época le decían "el chileno”. Este apodo le venía, según cuenta su sobrino Carlos, con motivo de una broma que le hizo su padre a sus hermanos mayores, ya que Hilario nació justo el día en que su padre, que viajaba muy a menudo a Chile, regresaba de uno de sus viajes. Los hijos habían ido a esperarlo a la estación y le preguntaban qué regalos les había traído y él les respondió que esta vez traía un chilenito en sus valijas, aludiendo al recién nacido a quien se aprestaba a conocer. Más adelante se lo llamaría “El caballero de la tradición".
Cuando el pequeño Hilario contaba con dos años y medio, su familia se mudó desde su Media Luna natal a la calle Cañadita Alegre 42, residencia de la familia Romero. Sus estudios llegaron hasta recibirse de bachiller.
Hilario Cuadros realizó sus primeras presentaciones con su hermano Juan Guillermo, pero el camino artístico lo inició junto al sanjuanino Domingo Morales (el Quiñao), con quien formó el dúo Cuadros-Morales.
Fue un periodista mendocino, quien al referirse a la partida hacia Buenos Aires, en 1927, de estos cantores, escribió "Se van Los Trovadores de Cuyo", sin pensar, seguramente, que estaba bautizando definitivamente al conjunto que marchaba rumbo a su consagración. Aunque hay otra versión respecto del origen del nombre de este conjunto, que dice que, actuando en el desaparecido Cine Avenida de la calle Florida, de la Capital Federal, el diario La Prensa, al ver la emoción que despertaban en el publico porteño, los saludó con un "¡Bienvenidos... Trovadores de cuyo!..."; nombre con el que de ahí en más se conoció al conjunto y que quedaría grabado para siempre.
Continuando con lo que se sabe de la historia de Los Trovadores de Cuyo, decíamos que llegaron a Buenos Aires en 1927. Ese mismo año grabaron su primer disco en el sello Columbia. Contenía dos temas: la chacarera "Prenda de mi corazón" y el vals "Deseando", ambos de Hilario Cuadros. Un tiempo después, aproximadamente entre 1929 y 1930, se incorporan al dúo los guitarristas Alberto Quini y Roberto Puccio y comienzan a realizar giras por diversos países, entre ellos Chile y Perú. Al poco tiempo el conjunto llenó teatros en Buenos Aires y sus canciones eran transmitidas por programas de música folclórica de Radio Nacional.
Esta conformación que mencionábamos: Morales, Cuadros, Quini y Puccio, se mantuvo durante varios años (al menos, hasta 1934, aunque esta fecha no es precisa).
Durante todo el tiempo de vigencia de Los Trovadores de Cuyo, Don Hilario Cuadros hizo siempre la 2da. voz, en tanto que la 1ra. iba cambiando, aunque cabe señalar que en ocasiones Hilario Cuadros cantó en calidad de solista, siempre dentro del conjunto.
Morales fue reemplazado por Luciano Senra, aproximadamente en 1935. Respecto de esto hay una anécdota: Don Hilario tenía un gran amigo, Fermín Videla, con quien intercambiaba correspondencia, que fue rescatada en parte por su sobrino Carlos. En una de esas cartas, Hilario Cuadros le cuenta a su amigo que ha firmado contrato con el sello Odeón, pero que se enfrenta al problema de que su amigo y primera voz, Domingo Morales, se encuentra enfermo y la empresa no le permite reemplazarlo por otro, lo que le impide grabar. Finalmente, Don Hilario se vio precisado a realizar algunas gestiones, inclusive de orden jurídico, hasta que llegan a un arreglo con la grabadora y reemplaza a Morales por Luciano Senra.
Hubo importantes cantores que integraron el conjunto, siempre haciendo primera voz; podemos citar a Juan Cisneros, Clemente Canciello, Félix Blanco, Tomás Lucero, Manuel Ortiz Araya y César Torelli, entre otros.
En cuanto a la actuación en radio de Los Trovadores de Cuyo, se sabe que hubo una conflictiva contratación del conjunto en Radio Belgrano. Parece que las relaciones entre Don Hilario y Jaime Yankelevich, el director de la emisora por aquél entonces no eran del todo cordiales. Sin embargo, merced a los buenos oficios de Don Rubén Emilio Segura, finalmente Los Trovadores son contratados nuevamente en 1951.
Ellos ya habían actuado, tanto en ésa como en otras emisoras, pero debido a un entredicho que se había suscitado entre el director de la radio y Don Hilario, Los Trovadores de Cuyo estuvieron 14 años sin actuar en radio. Finalmente regresaron a Radio Belgrano, como decíamos antes, en 1951, en un programa denominado "Bajo un Parral Cuyano". La conducción estaba a cargo de Rubén Emilio Segura, un baluarte de nuestra cuyanidad. Este fue, en definitiva, el último ciclo que hicieron los auténticos Trovadores de Cuyo, ya que luego fueron nuevamente contratados, en 1956, pero la actuación no se pudo concretar tal como estaba previsto, con motivo de la desaparición física de su director. El día 10 de diciembre, es decir dos días después de la partida de don Hilario, salió al aire el primer y último programa de ese ciclo, sin Hilario Cuadros, quien fue reemplazado para esa ocasión por Cansino Zeballos, hermano del guitarrista Lino Zeballos.
Corresponde mencionar también a los guitarristas que integraron Los Trovadores de Cuyo. Después de Quini y Puccio estuvieron Benjamín Miranda, Martín Herrera, José Herrero, Alfredo Alfonso, José Zavala, Julio y Chango Arce, José Ignacio Rivero, Tito Francia, José María de Hoyos, Lino Zeballos, Rafael del Pino, Pedro Sorini, Julián, Domingo Laine y hasta se dice que tocó Atahualpa Yupanqui (sólo se conoce una grabación con su intervención: "Bajo los cielos de Tucumán").
Cuando él murió, el 8 de diciembre de 1956 (el mismo día en que sepultaban a su gran amigo, Manuel Acosta Villafañe), en el aire de Radio El Mundo se escucharon estas palabras: “Se ha cortado el bordón de su guitarra cuando la paz del alma florecía. Cuando muere un cantor la tierra mía una canción junto al dolor amarra. Sombras de Guaymallén, anochecidas en las acequias, su dolor sollozan, mientras nombran los criollos de Mendoza al que pasó cantando por la vida." (Atahualpa Yupanqui).

Norma Sosa.

Con datos extraídos de diversas fuentes, especialmente de la memoria de don José Ramón Farías, un “cordobés acuyanado”, que dedicó su vida a recopilar temas musicales, palabras que grabó y atesoró de los grandes de Cuyo, en muchos casos filmándolos, y a recordar anécdotas que me va transmitiendo, todo lo cual trato de compartirlo con los que amamos lo nuestro y especialmente todo lo relativo a la región de Cuyo.

//////////////////////

HOMENAJE A DON HILARIO
(poema)

Voy a sacarme el sombrero
pa' despejarme la frente,
y saludo a los presentes
con un abrazo sincero,
para ser más verdadero
les debo decir hermanos,
vengo a tenderles mi mano
tirando fuertes cadenas,
y traigo un grano de arena
para este fogón cuyano.

Yo vengo con la misión
de entreverar mis canciones,
y agradecer atenciones
a esta fiel invitación,
siempre a la luz del fogón
de este criollazo solar,
mucho tendría que hablar
sobre el folklore cuyano,
pero es lamentable hermanos
muy bien no me sé explicar.

Agradezco la presencia
de todo el que acá ha llegado,
amigos e invitados
gente de fe y de conciencia,
folkloristas de experiencia
grandes colaboradores,
vienen a rendir honores
de corazón y halago,
al gauchazo Hilario Cuadros
el maestro de los cantores.

Los cuyanos que sabemos
lo que don Hilario ha dejado,
cuando a su pueblo ha cantado
con corazón de argentino,
tanto a él le agradecemos
lo que hoy voy a recordar,
el Manzano de Tunuyán
la Canción de los Arrieros,
los Sesenta Granaderos
y el vals a Fray Luis Beltrán.
Sólo él se supo inspirar
con su memoria infinita,
cuando cantó a la monjita
y glorió al Gran Capitán,
a los zorzales de Tunuyán
cantó al niño y al canario,
a las campanas del Rosario
cantó a su amigo Barraza,
y cantó al Cochero ’e Plaza
de aquellos tiempos pasados.

Pidió a la Virgen los ruegos
su Patrona y Generala,
cantó a la hermosa serrana
y a la flor de sus viñedos,
cantó al viejo jardinero
y a su flor de Guaymallén,
y a su Cañadita también
y rogándole al Señor,
cantó al Cristo Redentor
e imploró a su Patria el bien.

Por eso hoy estamos presentes
recordando su pasado,
por las glorias que ha dejado
hoy lo recuerda su gente,
levantando alta la frente
glorias al cielo elevamos,
y a la Virgen le rogamos
brindándole estos capullos,
por usted Trovador de Cuyo
gaucho don Hilario Cuadros.


Isidoro Arenas

/////////////////////

Conjunto Guaymallén


Herrero, Miranda y Senra con Hilario Cuadros

Integración del Conjunto Guaymallén (información brindada por Gustavo Pérez):
Voces: Luciano Senra-Hilario Cuadros;
Guitarras: Miranda, Herrero, Hoyos, Quini;
Arpa: Félix Pérez Cardozo;
Violines: Castro y Aguilar;
Bandoneón: Alejandro Britos;
Acordeón: Yadarola.
Esto es según una fotografía de L.R.9, Radio Fénix, del 1º de febrero de 1938.

**********************


**********************

Publicación de diario ''Los Andes''


**********************

Recuerdo de Don Santiago Bértiz

Hilario Cuadros, el líder.
Cuando Hilario Cuadros escuchó a Bertiz tocar la guitarra no dudó ni un minuto y lo convocó para que integrara la primera formación de Los Trovadores de Cuyo.
“Tenía 25 años cuando entré a Los Trovadores. A Cuadros lo conocí en radio Aconcagua. Allí hizo una audición y yo lo acompañé. Nos hicimos grandes amigos”, detalló, y continuó: “Yo soy el único que está vivo de aquella formación. Me acuerdo de que Hilario venía todos los años a Mendoza y hacíamos festivales por toda la provincia, San Juan y San Luis y, cuando llegaba el invierno, se volvía a Buenos Aires. Acá trabajaba mucho porque la gente lo adoraba”.
Por otro lado, Bertiz apuntó una anécdota que según él jamás podrá olvidar: “Un día terminamos de actuar y nos invitaron a cenar. Cuando llegamos estaban las mesas servidas con la comida y el vinito. Había cosas muy ricas. ¡Nosotros teníamos un hambre...! Entonces el dueño de casa le pidió a Cuadros que tocara ‘Flor de Guaymallén’. Cuando empezamos a tocar el valsecito, en eso, entusiasmado, el dueño de casa se pone a bailar con su mujer y Cuadros se puso furioso. ‘Yo no soy vitrola de nadie’, dijo Hilario, y nos fuimos de la fiesta sin comer. ¡Con el hambre que teníamos! Era bravo Cuadros...”, remató Bértiz con una amplia sonrisa, y feliz de llegar a los 90 rodeado del afecto de su gran familia y de amigos de todas partes del país.
Gema Gallardo
uno_escenario@diariouno.net.ar

Don Santiago Bértiz es el primero de pie a la izquierda de la foto. Al centro, don Hilario Cuadros.

***********************

Publicación de revista
''Protagonistas de la música de antaño'' - Colombia - 1995



**************************

Carta de Doña Yolanda de Cuadros


**********************

Andrés Areco recuerda a Hilario Cuadros

Campaña para Hilario.
En la década de 1950, caminando por calle Garibaldi, conoció a Hilario Cuadros y sus Trovadores. Hubo química entre ellos y no tardaron en hacerse amigos, especialmente cuando reconocieron el talento innato de Areco por el discurso.
Sin embargo, el célebre cantautor falleció en 1956, aunque la amistad con el resto de sus integrantes trascendió los años siguientes. De hecho, entre 1978 y 1987, Andrés acompañó en cinco oportunidades al grupo en sus giras por los Estados Unidos y Colombia.
En 1970 el locutor impulsó la creación de un busto dedicado a Hilario Cuadros que se erigió en una plaza de calle Cañadita Alegre que llevó su nombre, pero cinco años después se lo robaron.
Entonces el inquieto Don Andrés impulsó una campaña para donar bronce y volver a fabricarlo un año después. Allí permaneció hasta 2005, donde fue trasladado al Predio de la Virgen, donde permanece hasta hoy y se llena de flores cada 23 de diciembre.
Al comienzo, el festival dedicado al natalicio de Hilario se realizó frente a la casona donde vivió la familia Cuadros, pero aquel fue destruido por el tiempo y la alternativa fue trasladarlo al Predio de la Virgen, donde se viene realizando hasta la fecha.

***************************

Homenaje a don Hilario Cuadros
Selección musical por distintos intérpretes


1. Hilario Cuadros - Poema (Atahualpa Yupanqui) Atahualpa Yupanqui.
2. Recordando a don Hilario - Selección de temas - Las Voces del Plumerillo:
a) La tonadita cuyana - Tonada (Hilario Cuadros - Tomás Lucero);
b) Virgen de la Carrodilla - Canción vendimial (Pedro Herrera - Hilario Cuadros);
c) Los sesenta granaderos - Cueca (Félix Pérez Cardozo - Hilario Cuadros);
d) Cuando muera el trovador - Vals (José Ortuvia - Hilario Cuadros).
3. Para un cuyano - Cueca (Abdón David - Pedro Loforte) Los Cantores de Cuyo.
4. Al gran trovador - Vals (Clemente Canciello - Aldo Salomón - P. Di César) Cantares de la Cañadita.
5. La calle de Hilario - Zamba (Rafael Arancibia Laborda - Jorge Mario Barboza) Los Arrieros Puntanos.
6. Tonada pa' don Hilario - Tonada (Rodolfo Bianchi - Mabel Libares) Conjunto “Dos Guitarras para Cuyo”. Canto: Edith Rosales y Lorenzo Rosales. Primera y segunda guitarras: Rodolfo Bianchi e Ismael Bustos, respectivamente.
7. Gaucho Hilario Cuadros - Vals (Juan Carlos Mareco – José Zavala) Alfonso y Zavala – Canta Juan Carlos Mareco.
8. Recordando a don Hilario - Canción (Orlando Rosales Anzorena - Raimundo Salvador Moyano) Los Trovadores del Sur.
9. Abuelo de los cuyanos - Cueca (Carlos Palacios) Dúo Coplero.
10. Triunfo a Hilario Cuadros - Triunfo (Ignacio Quiroga) Las Voces del Plumerillo.
11. En la tumba del trovador - Tonada (Carlos Di Gregorio - Carlos Orlando Moreira) Cantares de La Cañadita.
12. Pa' don Hilario - Vals (Julio Gutiérrez Martín - Chacho Santa Cruz) Chacho Santa Cruz.
13. Hilario, viejito lindo - Cueca (Jorge Marziali-Glicerio Ortiz Ponce) Dúo Mendoza Toda.
14. Mi padre cantor - Tonada (Marta Cuadros) Marta Cuadros
15. Glosa de responso de Rubén Emilio Segura - Cuando muera el trovador (José Ortuvia – Hilario Cuadros) Los Trovadores de Cuyo.


Para descargar todo lo aquí publicado y algunas cositas más: Click aquí.


*Este gran archivo fue posible gracias a las colaboraciones de:


Sr. ERNESTO ROQUÉ
Sra. NORMA SOSA
Sr. ANIBAL CUADROS
Sr. CESAR FABIO TABAREZ HERNANDEZ (Colombia)
Sr. YONNY JIMENO (Colombia)
Sr. DANIEL ALBERTO CARRERAS OSORIO (España)
Sr. FABIAN "FALU" ARROYO
Sr. MAURICIO ANTONIO JURADO TOBON (Colombia)
Sr. ALBERTO OROZCO
Sr. OMAR PAVON
Sr. JOSE RAMON FARIAS

Personas que con sus conocimientos, dedicación y generosidad permitieron que este trabajo sea una realidad de amor y respeto a Don Hilario Cuadros y a la cuyanía.

A los autores y medios de las publicaciones de donde procede el material referido a Don Hilario Cuadros.

*Publicación realizada gracias al aporte de Currilipi.



No hay comentarios:

Publicar un comentario